LLa osteopatía se basa en que todos los sistemas del cuerpo trabajan conjuntamente, están relacionados y por tanto los trastornos en un sistema pueden afectar al funcionamiento de los otros

Según sus principios, por medio de la manipulación del sistema músculo esquelético, se puede ayudar al cuerpo a curarse las afecciones de los órganos vitales o enfermedades ya que dicha manipulación ayudaría a revitalizar el riego sanguíneo o devolver el grado de movilidad normal a la articulación dañada y por tanto la CURACIÓN DEL PACIENTE.

¿Qué podemos tratar?

Generalmente el tratamiento es muy rápido y eficaz por lo que en 1-2 sesiones suelen resolverse los síntomas, siendo desde la primera sesión muy evidente la mejoría.

Sistema musculo-esquelético
Tendinitis, esguinces, periartritis escápulohumeral, pubalgias, lumbalgias, dorsalgias, cervicalgias, artrosis...
Sistema neurológico
Ciáticas, cruralgias, neuralgias cervico-braquiales y de Arnold, neuralgias faciales, parálisis, Síndrome del túnel carpiano...
Sistema cardiovascular
Trastornos de la circulación de las extremidades inferiores, hemorroides, opresiones torácicas...
Sistema visceral
Digestiones difíciles, hernia de hiato, ptosis de órganos, colitis, estreñimiento, trastornos de hígado, vesícula biliar...
Sistema genito-urinario
Trastornos de la menstruación, esterilidad funcional, incontinencia...
Sistema neuro-vegetativo
Nerviosismo, estados depresivos, ansiedad, fatiga crónica, insomnio, espasmofilia...
ORL
Rinitis, cefaleas, zumbidos de oído, vértigos...
Secuela de traumatismos
Accidentes de coche, esguince cervical, fracturas, caídas y golpes importantes sobre cráneo y cóccix...
Pediatría
Llanto prolongado, consecuencias de un parto difícil, inquietud en el sueño, gases, estreñimiento (en bebés menos de 3 veces al día), tripa hinchada y dura, regurgitaciones excesivas, irritabilidad, infecciones repetidas (otitis de repetición ), problemas posturales, si el niño siempre mira hacia el mismo lado o si se comprime la cabecita contra algún lateral de la cuna, cólicos del lactante, tortícolis congénito, obstrucción del canal lagrimal, etc.